Curiosidades, rarezas e inimaginables sobre evolución, Darwin y Darwinismo

En este apartado hemos querido colectar aquellas cosas raras o curiosas alrededor de la evolución. Notas, objetos, noticias, etc que por su rareza resultan curiosas. Sobra decir que aquellos que quieran agregar items a esta insospechada lista lo hagan a través del contacto con el webmaster.


  • Conferencia impartida por Domingo Faustino Sarmiento (séptimo Presidente de la República Argentina), en el Colegio de Médicos de Buenos Aires el 30 de mayo de 1882. Probablemente el discurso más antiguo en castellano como homenaje póstumo a la figura de Charles Darwin.

 

 

  • El Anís del Mono. La historia de este anís va mucho más allá por su importancia en la publicidad. En 1897, Vicente Bosch convocó el primer concurso de carteles en España para su marca, al que se presentaron algunos de los mejores pintores de la época. En 1898 se celebró la exposición de los trabajos y el elegido fue el cartel realizado por Ramón Casas titulado Mona y mono, al que siguieron otros. Vicente Bosch fue también el primero en colocar un luminoso publicitario; fue en 1913, en plena Puerta del Sol madrileña. Meses más tarde se inauguraba otro en la plaza de Cataluña, junto al paseo de Gracia, en Barcelona. Otro de los emblemas del Anís del Mono es su botella. Fue en un viaje a París cuando Vicente Bosch se enamoró de una botella de un perfume que regaló a su mujer. Le fascinó y pidió al perfumista los derechos. En 1902 la registraba y colocaba la famosa etiqueta con un mono con el rostro de Darwin que ha dado mucho que hablar, tanto que hay dos teorías sobre el tema. La primera defiende que Bosch, notario y afamado empresario, aprovechó el debate que suscitaban las teorías de Darwin para publicitar su marca como la más evolucionada; otros defienden que se buscaba desacreditar al científico. Sea como fuera, lo cierto es que la visita a la fábrica del Anís refinado Vicente Bosch, más conocido como Anís del Mono, deja hoy un muy buen sabor de boca (Nota original en ElPaís.com).

 

  • Por fin, la han encontrado … la bañera que Darwin usó en Uruguay!!

A sólo siete minutos de Punta del Este, en el Museo Francisco Mazzoni -ubicado en una bella casa de estilo colonial en el centro de Maldonado- se exhibe, entre muchas otras curiosidades, un “baño de asiento” que el naturalista inglésCharles Darwin (1809-1882) usó para bañarse durante las diez semanas que vivió en el pueblo de Maldonado, desde el 29 de abril al 8 de julio de 1833. (Nota original de Clarin).